Después de mucho, mucho tiempo sin pasarme por aquí me presento con algo fuera de lo literario propiamente dicho... sí, lo sé, puede que algunos penséis que a mí qué me importa, otros os pondréis ñoños y os saldrá el típico ohhhhh... que solemos emitir cuando se habla de tema de niños, y otros simplemente pasaréis de mí y seguiréis a lo vuestro -y... oye, lo entiendo-.

El caso es que después de unos... muchos días asentada en la Feria del Libro de Madrid, donde he disfrutado como una niña chica, hablando, riendo, compartiendo anécdotas, conociendo gente extraordinaria, ains... ¡Qué días! Pero esto os lo contaré en otra entrada porque creo que merece su propia entrada...

Me despisto... Volvamos al tema que me lío y todavía no os he explicado a que viene el título de hoy.

Y es que sólo se me ocurre a mí que como no he terminado agotada, no estoy para nada cansada y como no tengo nada que hacer (¿se nota la ironía?), hoy comienzo con Gaby la "OPERACIÓN ORINAL"

Hoy, 17 de Junio de 2013, Gabriel un nene de 21 meses va a intentar no volver a usar pañales.

¿Lo conseguiremos? Ains... no lo sé, pero intentarlo lo vamos a intentar. Ya os contaré...

P.D. De momento os puedo decir que ha descubierto su colita ;-)

2P.D. En un futuro próximo, negaré que hayamos hablado de este tema, por eso de la vergüenza adolescente cuando llegue mi nene pequeñito a esa etapa jajajajajajaja...