Es en estos momentos en los que me hago a mí misma varias preguntas que creo que no tienen respuesta:



¿Es la mujer una superwoman?

¿Puede con todo o lo intenta?

¿Le van imponiendo los deberes a resolver? 

o...

¿Nos vemos inmersas por "gusto" en el caos diario?

Yo, por mi parte, tengo una cosa muy clara y es que:

NO SÉ DECIR QUE NO

Uffffffffffff... resignación y a rezar lo que se sepa para que las cosas salgan bien :D