Bueno el tema es que estoy inmersa en un nuevo Proyecto; sí, vuelvo a utilizar esa palabra que iré usando hasta que encuentre un título definitivo, que lo hay pero... no me convence mucho.

Pero vayamos al caso que me lío y luego ya no sé por donde me hallo :D

Y el caso es que como me sucedió con Tir Nan Og necesito, a la hora de escribir, una Banda Sonora que me inspire para hacer llegar las palabras que rondan mi cabeza hasta la tinta del PC.

Con las hadas, Tir Nan Og, utilicé como inspiración la BSO de la película Orgullo y Prejuicio (sip, me pirra el piano) y ahora ha tocado algo más, algo diferente... ¿cómo lo diría? fuerte, adulto... ups no sé muy bien definirlo...

Pero el caso es que la BSO de King Arthur, de la mano del maestro Hans Zimmer, me está ayudando un poquito de cara a este nuevo proyecto, en la inspiración.



Y aunque no debería contaros nada de nada de este proyecto (me pueden matar si digo algo jajajajajaja), sí os mencionaré que me he ido a la novela romántica adulta y que alguien se la está leyendo y le está gustando mucho, mucho, mucho lo que me anima a seguir escribiendo a un buen ritmo.