Mírame...
Dime que no es verdad...
Yo... ¡Te besé!
Tú... me besaste y los dos...
Los dos nos quisimos esa noche.

¿No te acuerdas? o... mejor dicho,
no quieres acordarte.

Mírame a los ojos y niégalo. Niega que no me quieres,
que no estás enamorado de mí y entonces...
entonces te dejaré.
Sufriré, lloraré pero...
pero no te olvidaré porque te llevo impreso en mi corazón.

Propiedad Merche Diolch ©