Desde hace unos meses... años llevamos viendo como los "mandamases", ya sean del color que sean, van haciendo y deshaciendo con nuestra vida lo que les viene en gana, sin pedir opiniones, sin pedir permiso y siempre bajo la coletilla que es por el "bien público". Un "bien público", que perdónenme señores poderosos ha terminado muy difuminado y ha acabado por perjudicar, ese "bien público" que tanto bueno debía hacer, a la población a la que iba dirigido.

Y ahora, cuando los jóvenes, los parados, los "mileuristas" (los que tienen suerte de serlo), trabajadores y simpatizantes tanto de la derecha como de la izquierda, decidimos movilizarnos, hacernos oír, porque estamos HARTOS, sólo saben decirnos que es un capricho, que estamos siendo manipulados o que no tenemos una organización.

Y yo me pregunto, señores y señoras, ¿ORGANIZACIÓN DE QUÉ...?

Les parece poca organización salir a la calle un grupo tan variopinto al que se le une el descontento que ha ido germinando en la sociedad por ver como ese "bien público" les perjudica directamente.



Señores, señoras estamos HARTOS  de que no se nos tome en serio.

Estamos HARTOS de ver como cada vez hay más parados y no hay soluciones.

HARTOS de que los partidos políticos hagan lo que les dé la gana (sea del lado que sea) sin mirar hacia abajo, hacia la gente que los ha votado.

HARTOS de la corrupción que puebla sus filas, reciben dinero por conceder licencias ilegales, son juzgados o imputados y siguen, porque siguen, presentándose a las próximas elecciones sin ningún tipo de vergüenza (se ríen de nosotros).

HARTOS de que en lo primero que se recorte, cuando hay algún problema económico (normalmente ocasionado por ellos) sea en Sanidad y en Educación, dos pilares muy importantes de nuestra sociedad.

HARTOS de que realmente los que nos gobiernen, las personas, partidos políticos,... se bajen los pantalones ante los banqueros que son los que, no nos engañemos, han provocado la situación en la que vivimos. Unos banqueros que siguen tranquilos, dirigiendo el mundo desde sus sillones sin sufrir ningún castigo.

HARTOS de que a los primeros y únicos que se les baje los sueldos sea a nosotros, los pobres curritos que tenemos que hacer cálculos todos los días para poder llegar a final de mes... mejor dicho llegar hasta mitad de mes y sobrevivir el resto del tiempo que nos queda hasta volver a cobrar la nómina.

HARTOS, HARTOS, HARTOS, HARTOS....



Y para acabar esta diatriba, que no me ha dejado dormir, deciros que ESTOY ORGULLOSA, de pertenecer a esta sociedad que ha reaccionado y que está luchando por nuestro bien común

ÁNIMOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!