Me has mentido.
Estuviste allí... te vi con ella... entre sus brazos y tú... tú la estabas besando.
¿Por qué? ¡¿Por qué?!
Yo te quería, yo... te quiero
No lo entiendo... y si ahora me ves llorar, sí, estoy llorando por tu traición no creas que te voy a perdonar...
No puedo... no quiero volver a sufrir... volver a ver tus manos encima de otra mujer, tus ojos fijos en ella y tus labios... ¡Joder!
¿¡POR QUÉ?!