Estoy cansada, tengo sueño y debería irme a la cama pero no he podido evitar acordarme de ti.
Dicen que mañana va a llover..., ¿te acuerdas? Eran nuestros días preferidos...
En el campo, rodeados de árboles, con el color del otoño en sus hojas.
Aquella alfombra natural donde nuestros pies producían una preciosa banda sonora que nos acompañaba al caminar.
Tus manos entre las mías y tu sonrisa haciendo que mi corazón siguiera el ritmo del tuyo.
Mañana lloverá pero ya no estarás conmigo.
El agua fría será mi única compañera en mi pasear... en mis sueños... en mis días de otoño...