Durante el poco tiempo que llevo en este mundo internauta me he encontrado de todo, malo y bueno, pero lo que pesa es lo grato y de ello las amistades que voy recogiendo entre las diferentes letras que conforman este campo cibernético.

Y una de esas amistades es Menchu Garcerán, una fantástica escritora y no menos maravillosa persona.

El otro día se puso en contacto conmigo para decirme que había tenido una idea, y sinceramente cuando me dicen eso me hecho a temblar porque... porque mis ideas son matadoras y asustan (ya lo sabéis), y la de Menchu me asustó pero también me... ilusionó, mucho.

Ella quería colgar el último artículo con el que había colaborado en El Alfabeto de Babel, para poder aprovechar y hablar de las figuras que aparecen dentro del género romántico. Al principio, tuve que leer su correo un par de veces pero luego... luego me lo tomé a risa (sin ánimo de molestar) porque... Menchu iba a tener una EXCLUSIVA mía, jajajajaja.... tenía muchas ganas de decir esa palabra, que me impone bastante porque eso significa que algo estoy haciendo bien y a la gente le gusta.

Por lo que sí, chic@s, podéis ver el artículo íntegro en el Blog de Menchu, acompañado de una estupenda introducción.

Y sí chic@s me da mucha vergüenza :D